RESORT (2018)

“El gran protagonista del desfile fue el lino, un material bastante veraniego que invitó a los participantes a sentir esa frescura y brisa marina que caracterizan a nuestro verano. En la pasarela predominaron los colores llamativos como el rojo, el amarillo y el azul. Asimismo, la fusión de los prints, donde no faltaron los detalles marinos, fue el toque extravagante de las prendas. Por otro lado, las bolsas y mochilas hechas de botellas de plástico fueron los accesorios que acompañaron la colección. El peinado relajado de las modelos, junto con un maquillaje sutil, contrastaron una colección cargada de colores y texturas.”

REDACCIÓN EC
/